Startups argentinas que se atreven al mercado mundial

Más allá de cualquier contexto, a pesar y gracias al mismo, las startups argentinas, -en muchos casos desde el interior-, han encontrado  la oportunidad de proyectarse al resto del país y abrirse paso en mercados del exterior. 

Un caso paradigmático es el de Surhive, una empresa argentina que, con asiento en Rosario, desde hace quince años es la proveedora exclusiva del software, mantenimiento y actualización de los programas de grandes compañías europeas de apuestas deportivas online.

Desde Rosario

Surhive, que con sede en la Chicago argentina reúne a un equipo de 36 personas situadas mediante el sistema de homeoffice también en Santa Fe, Buenas Aires, La Plata, Punta del Este, Colombia y Berlín.

El grupo está liderado por un trío de jóvenes founders integrado por Alfredo, Nicolás y Axel Parody. Nicolás y Axel son hermanos y son primos hermanos de Alfredo.

Surhive ha crecido estrictamente como una empresa orientada a la exportación, pero ahora aspira a desarrollarse en la Argentina, donde los sistemas de apuestas deportivas on line están iniciando un proceso de legalización. Obviamente que el mercado de las apuestas por Internet ya existe en el país, pero aún quedan puntos por regular y profesionalizar. En Surhive apuestan, además, al objetivo de desarrollarse en Colombia, el único país latinoamericano donde las apuestas deportivas online están plenamente legalizadas.  Y a penetrar en el mercado norteamericano, donde en 2017 también se inició un proceso de normalización.

Sunchales by Silicon Valley

Quien escuche hablar de Sunchales no podrá evitar pensar en vacas, leche, largas planicies sembradas y caminos que serpentean entre campos sobre los cuales se adivinan las siluetas de tractores y otras máquinas agrícolas. Y, aunque esa asociación es correcta, le faltaría un refresh, porque esta localidad santafesina, capital nacional del cooperativismo, y también el epicentro de un ecosistema emprendedor high-tech con proyección mundial.

La responsabilidad de que Sunchales, 25.000 habitantes en medio de la pampa gringa, a 300 kilómetros de Rosario y a 600 de Buenos Aires, aspire a complementar sus contornos agrícolas con las perspectivas de un Silicon Valley de la llanura, es del Centro de Innovación Tecnológica, Empresarial y Social (Cites), parte del Grupo Sancor y una de las tres aceleradoras científicas seleccionadas por la Secretaría de Emprendedores y PyMEs. “Esta incubadora de firmas basadas en la ciencia es la mayor poseedora de patentes del Conicet.  A través del Fomin, el BID invierte en 32 firmas que se están incubando en Cites. De ellas, siete ya están maduras. Y son una revelación de la fábrica de conocimiento instalada en Sunchales“, escribió Silvia Naishtat en Clarín.

Para llegar a Sunchales hay que tomar la Ruta Nacional 9, continuar por la Autopista Nacional A008, para después sumarse a la Autopista Rosario-Santa Fe. Seguir por la Ruta Nacional 19, luego por la Ruta Nacional 34 y finalmente acceder a la Ruta Provincial 62 que conduce a la localidad. No es precisamente acá nomás visto con ojos porteños. Sin embargo, los ojos del  Bid no dudaron en posarse sobre esta iniciativa y  a través del Fomin ( Fondo Multilateral de Inversiones) pusieron 3 millones de dólares para apoyar el proyecto.

El factotum de Cites es Nicolás Tognalli, egresado del Balseiro, quien le presentó la idea a Sancor Seguros, a la sazón el lugar de donde salieron los 30 millones de dólares que dieron vida al proyecto.

Entre las firmas incubadas por Cites hay cuatro que se destacan y todas tienen asiento en Sunchales. Phylumtech es una firma que se dedica al descubrimiento de drogas para nuevas patologías pero lo hace mediante un mix de biología y robótica. Entre otras cosas, desarrolló un laboratorio en la nube para democratizar el acceso al descubrimiento de compuestos activos basado en el uso de pequeños gusanos. Así reduce costos  y abrevia los tiempos de experimentación. Factura cerca de un millón de dólares por año y exporta a los EEUU, Alemania, Bélgica, China y Japón entre otros.

Otra es ViewMind, que desarrolló un sistema de detección temprana de enfermedades neurodegenerativas. Está por lanzar un ensayo en 300 pacientes en Boston de la mano de una empresa multinacional.

Por su parte, Eolo Pharma, con licencia de Instituto Pasteur de Montevideo, está encarando una ronda de inversión Serie A con inversores internacionales. En tanto, iMvalv “creó el primer implante activo para el ojo en el mundo, basado en tecnología MEMs para tratar el glaucoma. Biodrone es otra de la empresas creadas que brinda solución remota, geoposicionada y automatizada para el control de plagas en la agricultura intensiva y de precisión, algo que termina beneficiando a los productores y a la salud de los consumidores“, tomó nota Infobae.

Hicimos un estudio de qué países habían mejorado su brecha de productividad de factores en comparación con los Estados Unidos, por ser la economía más competitiva. Tomamos los casos de Corea del Sur e Israel y analizamos los beneficios de entrar en la economía del conocimiento y el rol que tienen las aceleradoras e incubadoras de base tecnológica”, explicó Alejandro Simón, CEO de Sancor.

Buscamos a los mejores en su rubro. Para ello, incorporamos investigadores del Conicet, del Instituto Leloir y del Instituto Pasteur de París para que puedan trabajar y se radiquen en la incubadora”, describió en declaraciones a El Litoral y concluyó: “Queremos que se generen puestos de trabajo de calidad, impuestos para las arcas públicas y divisas a través de las exportaciones, favoreciendo la incubación posterior de una nueva empresa”.

Y Córdoba, claro…

Sunchales es Santa Fe. Rosario, obviamente, también. Y, se sabe, Córdoba y Santa Fe compiten en todo lo que pueden, en deportes, cantidad de habitantes, por la mejor parte de la Pampa Húmeda, por las industrias, esa ansiada escolta a los inalcanzables Ciudad /GBA portuarios. Por eso, el portal de noticias del Gobierno de Córdoba dice que la provincia mediterránea es “la única con agencia que apuntala el emprendedorismo”. La llamada “Agencia Córdoba Innovar y Emprender” es una organización público-privada, que sigue el modelo de los ecosistemas más desarrollados: “Es algo que 

Silicon Valley, en los Estados Unidos  e Israel han hecho y el Gobierno de la Provincia de Córdoba lo ha instrumentado siguiendo las mejores prácticas y haciendo lo que hacen los mejores y es bueno que se sepa que no hay otra provincia argentina que tenga una agencia de este tipo, se jacta el director  ejecutivo del organismo oficial, José María Rodríguez.

Así, la idea de que Córdoba sea plataforma de despegue para empresas con proyección internacional está planteado desde el arranque y desde el mismo estado cordobés. Un caso es Kilimo, una de las startups que que se destacan en el emprendedorismo tecnológico cordobés. Se trata de un desarrollo de AgTech que ofrece una solución para riego que integra, a través de la tecnología y sin el uso de sensores, datos climáticos y satelitales, y mejora el rendimiento del riego hasta un 30 por ciento, por lo que la eficiencia del uso del agua aumenta en 70 por ciento.

Su primera aceleración llegó en 2016, de la mano de NXTP Labs. Luego llegó el apoyo de AgLaunch, que le permitió acceder a una inversión inicial de 50 mil dólares para montar su proyecto en Estados Unidos.

Kilimo se encuentra en fase avanzada y fue seleccionada al mismo tiempo por Alaya y por Xpand Ventures. Tiene acuerdos de inversión con ellas por uno y dos millones de pesos, respectivamente.

También en Córdoba tiene su sede Wall Crypto Street, que desarrolló un robot que participa del mercado de las criptomonedas para reducir el riesgo de ese sistema. El desarrollo busca optimizar la cartera diversificada de criptoactivos mediante estrategias de trading e inteligencia artificial.

Wall Crypto Street fue una de las seis sociedades por acciones simplificada (SAS) que llegaron hasta el final del tercer capítulo del programa para emprendedores que armaron el Founder Institute, incubadora de Silicon Valley, y la Universidad Católica de Córdoba.

El time to market de la empresa es sumamente oportuno, ya que se negocian en el mundo alrededor de 30 billones de dólares cada 24 horas y no hay un jugador dominante que haya podido ofrecer una herramienta para encauzar esas transacciones. En función de esta realidad y pruebas llevadas a cabo en otros mercados, como el Merval o el S&P500, el robot arrojó resultados excelentes, estando dichos mercados en nuestro roadmap en un futuro cercano para integrarlos dentro de la propuesta que tiene preparada la empresa para los inversores” , expresa José Ignacio Trajtenberg, CEO y Co Fundador de la startup.

Desde Buenos Aires las startups también se proyectan

Otra de las vinculadas al mundo cripto, que se consolida y expande es SatoshiTango. Desde Las Cañitas, Matias Bari, Mariano Craiem y  Nicolás Loterspil -los tres founders de la compañía fundada en 2013- operan en toda Argentina, Brasil, Chile, México, Perú y España. La empresa no sólo se dedica a la compra y venta de bitcoins y otras criptomonedas sino que, desde su plataforma web y app mobile permiten recibir y transferir dinero en todo el mundo, pagar servicios, sacar créditos y seguros, recargar tarjetas prepagas y más.

Tiendanube es otra de las que se expande desde Buenos Aires. La compañía que eligen más de 30.000 marcas en América Latina, se fundó en 2010 y recibió financiamiento por parte de Kaszek Ventures, Fabrice Grinda, Alec Oxenford, Wenceslao Casares, NXTP Labs, Elevar Equity e IGNIA Partners y Kaszek, entre otros.

Hoy, Tiendanube cuenta con más de 150 empleados y con oficinas en Buenos Aires, São Paulo y Belo Horizonte, y con presencia de su tecnología en México.

La lista de startups que se proyectan de Argentina al mundo es extensa. Aquí una selección de casos que se destacan y consolidan a lo largo del tiempo.