Inteligencia Artificial: ¿puede darte trabajo?

everis cuenta cómo puede ser utilizada para tareas diarias, como puede ser un proceso de reclutamiento en el área de RRHH, entre otras.

El mundo laboral está sufriendo grandes modificaciones de los avances tecnológicos, robots y la incorporación de la Inteligencia Artificial. Así, los modelos de automatización son crecientemente solicitados por distintas industrias que priorizan las cualidades que ofrecen en términos de costo, tiempo y productividad. A raíz de esto ¿Podría la Inteligencia Artificial ser quién nos seleccione para un nuevo trabajo?

Para algunos sectores hay tareas que dificultan su desarrollo, por ejemplo, iniciar un proceso de reclutamiento implica analizar la distancia del postulante con el lugar de la entrevista, sus horarios y otros factores que pueden demorar la tarea del personal de Recursos Humanos. Frente a estas situaciones cotidianas, las nuevas tecnologías permitirían analizar y llevar a cabo procesos ya estructurados, agilizando tiempos y recursos. “La tendencia que existe en robótica nos permite pensar que en un futuro, la Inteligencia Artificial podrá ser quien se encargue de realizar, al menos, gran parte de estas instancias de entrevistas y luego enviar un informe sobre el desempeño del candidato, utilizando por ejemplo el reconocimiento de voz, análisis de calidad y tiempos de respuesta” explica Ana Paola Testa, Recruiting Lead de everis Argentina.

¿Cómo podría lograrse? Por medio de un chatbot interactivo. Algunos pilotos que están todavía en desarrollo incluyen un proceso de análisis de sentimientos, un resumen detallado y la transcripción de la entrevista. Este sistema podría ser desarrollado e implementado para que los candidatos puedan realizar la entrevista en cualquier momento y lugar. Este tipo de herramientas permiten automatizar procesos estructurados, en este caso de entrevista y los pasos anteriores a la misma, haciendo una pre-selección de los perfiles más acordes a la posición en cuestión, utilizando inteligencia artificial para identificar las habilidades requeridas del puesto entre una gran cantidad de candidatos. Los resultados recibidos del candidato podrían analizarse para detectar el sentimiento predominante de cada respuesta y con esta información generar gráficos para incluir en el informe final de la entrevista, así como también un resumen de la misma. Al finalizar la entrevista, el asistente virtual sería capaz de generar el informe y enviarlo al profesional encargado del proceso.

A su vez, el plan es desarrollar un asistente virtual, que es un agente de conversación capaz de orquestar el proceso de la entrevista y de responder preguntas de los candidatos sobre las condiciones del puesto y la posición. Luego, se utilizarían diferentes técnicas de aprendizaje automático para construir y entrenar modelos que serán capaces de ejecutar los distintos pasos.

Esto es tan sólo un ejemplo de todo lo que las nuevas tecnologías pueden traer para mejorar y agilizar algunas prácticas laborales, el campo de aplicación es infinito. “La digitalización y automatización de los procesos afectará la forma de hacer las cosas tal cual hoy las conocemos, con grandes ventajas en tiempo y costo, sumado a que la inteligencia artificial da la posibilidad de aprender mientras opera, de procesar gran cantidad de información a una velocidad asombrosa y de realizar predicciones con cada vez mayor grado de certeza” afirma Testa.

Esto no implica necesariamente la disminución de la fuerza laboral humana, sino la necesidad de transformación de la misma, en pos de nuevas funciones más calificadas para mejorar los resultados y todo el proceso productivo.