Pymes: la gestión crediticia en la era digital

Las nuevas tecnologías abren una ventana de oportunidades para las PyMES que buscan mejorar la eficiencia de sus procesos.

La gestión de crédito administra la probabilidad que enfrentan las empresas de perder total o parcialmente su capital o rendimientos obtenidos y que se produce tanto por factores externos (el contexto económico, social o político), como internos (las metodologías y tecnologías utilizadas, la información disponible, la capacitación con la que cuentan, entre otros).

Pero si antes esta tarea que todas las compañías de todos los tamaños llevaban a cabo para alcanzar sus objetivos de negocio se realizaba de manera manual, actualmente las nuevas tecnologías han transformado para siempre su ejecución. 

“Hoy, el gran desafío que enfrentan las empresas para la gestión crediticia es avanzar en la digitalización de los procesos de búsqueda de clientes y análisis de riesgo. Las pymes necesitan comenzar a pensar en cómo aplicar y desarrollar capacidades analíticas, dotar de inteligencia al diseño de estrategias y ejecutar las acciones de cobranza más efectivas”, explicó Ricardo Illane, Director de Equifax Pymes, en el marco del último evento que realizó la empresa de Big Data, tecnología y analytics sobre Gestión del Crédito, con la presencia de importantes PyMEs locales.

El especialista comenta que el primer paso para alcanzar esta meta es prescindir de documentos en papel, y volcar toda la información disponible al formato digital. En un segundo término, las compañías deben recibir con los brazos abiertos a la automatización. En otras palabras, hacer que las tareas repetitivas y mecánicas comiencen a realizarse sin intervención de los miembros de sus organizaciones para que estos últimos puedan liberar tiempo para dedicarse a tareas más creativas.

Con las soluciones de Big Data, Analítica e Inteligencia Artificial de Equifax, hoy las empresas pueden mejorar su gestión de riesgo a lo largo de todo el ciclo del crédito: desde la admisión de los clientes, pasando por su seguimiento y, si fuera necesario, también en la etapa de recobro.

Además, al automatizar tareas tales como la originación y el análisis de riesgo, las empresas disponen de otra gran oportunidad: la de incorporar, durante este proceso, fuentes de información externas a su organización que las ayuden a construir una imagen mucho más aproximada del comportamiento de pago de sus potenciales futuros clientes.

“Las PyMEs que decidan avanzar en la transformación digital de sus organizaciones deben ante todo incorporar en la visión del negocio y en su estrategia los lineamientos para un cambio ordenado y sustentable. La dirección debe comprometerse con proyectos de mejora que fortalezcan la cultura de la organización, facilitando su transición a los nuevos modelos de negocio de la economía digital”, agregó Karina Enrique Cornu, Sales Manager de Equifax.

Pero para que la incorporación de las nuevas tecnologías en la gestión del riesgo crediticio pueda aprovecharse al máximo, las compañías deben invertir en la capacitación de sus empleados. En este sentido es que en la era digital los perfiles de puestos y sus objetivos, así como los procedimientos internos y las rutinas de trabajo deben repensarse de punta a punta.