BYOD, un fenómeno que está cambiando la dinámica de la oficina

Se trata de una tendencia que permite a los trabajadores usar sus propios dispositivos personales para poder realizar sus tareas diarias.

A pesar de registrar un aumento en la productividad desde su implementación, despierta una alarma respecto al riesgo que implica sobre la seguridad de la información confidencial de la empresa.

En pleno proceso de transformación digital, las empresas están contantemente buscando optimizar los ambientes laborales, resignificando los espacios, los procesos y las herramientas de trabajo. En este contexto, las grandes compañías y las pymes han ido implementando de forma continua nuevas medidas para mejorar tanto el flujo de trabajo como el resguardo de los datos de los trabajadores.

Mantener toda la infraestructura digital con lo último en software y hardware parece una tarea titánica que es difícil incluso para las multinacionales y la flexibilización en el uso de equipamientos a través de iniciativas ligadas a la tecnología para ser la alternativa ideal a la hora de capitalizar la confianza y la productividad.

Actualmente, esta flexibilización se ve reflejada en propuestas innovadoras como Bring Your Own Device (BYOD), una tendencia a través de la cual los empleados trabajan con sus propios dispositivos en la empresa o negocio, siendo el smartphone la herramienta más utilizada. Sin embargo, los trabajadores también utilizan desde su laptop hasta tablets y smartwatchs.

La correcta implementación del BYOD está revolucionando la industria y viene con una serie de ventajas, tales como la reducción del Capex (inversión en capital) y Opex (inversión en operaciones), la reducción en los costos de mantenimiento, una notable mejora de la productividad y la reducción de las pérdidas de inventario.

Los smartphones parecen ser la punta de lanza de esta tendencia, pero se debe tener en cuenta que para poder usarlos deben adaptarse a las políticas y a la infraestructura de la empresa, debido a que almacena información valiosa y, en algunos casos confidencial. Sin dudas, uno de los desafíos que plantea BYOD es cómo mantener protegida la información de la empresa, lo que hace indispensable que el celular se encuentre permanentemente actualizado en materia de seguridad.

Dentro de esta nueva realidad empresarial, Google ha posicionado cada vez más a Android en el mercado, mejorando continuamente su sistema operativo para que en cada versión tenga mayor seguridad y más funciones para la empresa con la solución BYOD que ofrece Android Work.

Al respecto Juan Olano, Portfolio manager para Américas de HMD Global, el hogar de los teléfonos Nokia, destaca que “es necesario que tanto los fabricantes como el sistema operativo amplíen sus servicios. Hoy nuestro celular ya no es solo para comunicarse, sino también es nuestra principal herramienta de trabajo, la cual podemos utilizar en áreas que van desde la calculabilidad, servicios e incluso en trabajos de diseño avanzado. Por lo mismo, debe tener la capacidad de ir mejorando con el tiempo para que vaya de la mano con las necesidades de nuestra empresa”.

Actualmente, Google cuenta con el programa Android Enterprise Recommended, una nueva iniciativa que selecciona los mejores móviles para las empresas. La mayoría de los equipos Nokia, como el Nokia 5.1 Plus, Nokia 6.1 o Nokia 7.1, están dentro de este programa gracias a Android One, que garantiza al usuario dos años de actualizaciones de sistema operativo y tres años de parches de seguridad, lo que se traduce en un equipo que mejora con el tiempo, ya que se vuelve más eficiente y seguro con cada actualización.

Las compañías también han mejorado cada vez más en sus políticas en esta área. Incluso algunas empresas ofrecen soporte tanto para los equipos personales como los propios de las compañías. Además, para minimizar los riesgos en seguridad se establecen políticas BYOD compatibles para acomodar dichas tecnologías de consumo.

Asimismo, cabe destacar que los dispositivos seleccionados por Android Enterprise Recommended cumplen con especificaciones de hardware, actualizaciones de seguridad regulares y servicios empresariales. Adicionalmente, los fabricantes que estén dentro de la iniciativa reciben un nivel mejorado de soporte técnico por parte Google para que puedan ofrecer actualizaciones con mayor frecuencia y durante más tiempo.

El BYOD es otra muestra de que la tecnología está en todos los aspectos de nuestras vidas y el smartphone, en especial, está ganando un protagonismo que nos obliga a replantearnos cómo debe ser el dispositivo ideal para poder cumplir con las exigencias laborales y atender las necesidades personales. En ese camino de búsqueda, las actualizaciones parecen ser la clave.