¿Cómo entrenar la creatividad en marketing?

Aplicar la creatividad a tus campañas de marketing es clave para establecer conversaciones personalizadas y relevantes con tus clientes. En esta nota te contamos algunos tips para que implementes la creatividad en tus estrategias digitales.

Entrenar el pensamiento creativo potencia las ideas porque nos hace más permeables al cambio y a pensar diversas alternativas para diseñar nuestras estrategias digitales. La creatividad puede servirte para implementar un nuevo flow, crear el contenido de un nuevo email, SMS o push notification, y hasta para pensar una campaña integral de marketing o resolver algún obstáculo al que te estés enfrentando.

Una actitud creativa es el ingrediente secreto para que realmente conectes con tu audiencia. De nada sirve, por ejemplo, que implementes todas las automatizaciones posibles si el mensaje no busca aportarles valor.

Por eso, te dejamos algunos tips para entrenar la creatividad y potenciar tus estrategias digitales:

Ten un momento creativo

Es usual que subestimemos el poder de la creatividad y que, frente a lo urgente, no le hagamos lugar en nuestras rutinas.

Aunque sea una vez a la semana te sugerimos destinar un momento específico y fijo: ya sea para resolver algún obstáculo en particular o para pensar nuevas ideas, dedica un momento determinado para entrenar la creatividad.

Cultiva el sí

A la hora de pensar de manera creativa es importante mantener una actitud positiva y no juzgar nuestras ideas.

No limites las propuestas (ni las tuyas ni las de otros), y ten en cuenta que todo tiene su aspecto relevante. Quizás hoy no funciona para tus fines, pero en el futuro puede ser el punto de partida de una gran iniciativa.

Busca otros puntos de vista

Mirar las cosas desde otro ángulo hace que afloren nuevas percepciones que no habíamos tenido en cuenta.

Puedes lograr esto hablando con personas que no tengan nada que ver con tu negocio y buscando salir de tus rutinas de vez en cuando: cambiar el recorrido hacia el trabajo, sentarte en un lugar distinto al de siempre o escuchar alguna banda que nunca hayas escuchado, pueden ser buenas alternativas. Hacer algo que no realizas habitualmente obliga a tu cerebro a no ir en automático, favoreciendo así la aparición de nuevas posibilidades.

Trabaja en equipo

Si hablamos de creatividad, hablamos también de trabajo en equipo.

Las mejores ideas surgen cuando los esfuerzos individuales se unifican de manera colaborativa en una red de trabajo con un objetivo en común.

Implementa técnicas de creatividad

Hay muchísimas dinámicas que están pensadas para estimular la creatividad. Algunas de ellas son:

  • Brainstorming: esta técnica es para implementar en grupo y se trata de una lluvia de ideas que se va dando a partir de la interacción de las diferentes personas que están participando de la dinámica.
  • Galería de famosos: haz un listado de personajes famosos a quienes admiras y piensa cómo verían ellos la situación que te estás planteando.
  • Visual board: arma un tablero en el que puedas plasmar tus ideas a través de dibujos, recortes de revista, mapas conceptuales y fotografías, etc.. De esta manera, irás despertando tu creatividad.