Cómo implementar una cultura de cambio para lograr el éxito

Rubén Belluomo, Gerente Comercial Infor Cono Sur

La implementación de programas digitales requieren de una mentalidad acorde, de lo contrario probablemente fallen y tendrán resultados decepcionantes. Por eso, es necesario aplicar algunas tácticas específicas para crear y desarrollar esta nueva forma de pensar y lograr el éxito.

Evolucionar a lo largo del tiempo. La cultura empresarial es algo vivo, que evoluciona como resultado natural de las actitudes, percepciones, principios y conciencia colectiva. Los ejecutivos no siempre pueden controlarla, pero pueden influir en la cultura. Además, se pueden hacer acciones para capacitar, reforzar e incentivar ciertos comportamientos e implementar políticas que lleven a los empleados hacia el modelo.

Estar de acuerdo. Los ejecutivos deben estar de acuerdo y tener una imagen clara de los valores que serán parte de la cultura de la organización, ya que las inconsistencias generarán confusión y serán contra producentes.

Ser audaz. Comprometerse con las nuevas ideas con total entusiasmo y disposición de recursos incluyendo fondos y personal. Los conceptos digitales disruptivos, especialmente nuevas formas de facturación o nuevas ofertas de servicios requieren una mentalidad de compromiso.

Ser modelo. El liderazgo de la empresa establece el tono. Como dice el reporte sobre la creación de la cultura empresarial de McKinsey: “Desarrollar una cultura donde la gente se sienta cómoda intentando cosas que pueden fallar, comienza con la actitud de los líderes senior y con el modelo desarrollado. Deben romper el status quo de la toma de decisiones jerárquicas, superar el foco de optimizar, en lugar de innovar y festejar poder aprender de los errores”.

Apoyar la toma de decisiones en primera línea. Brindar a los empleados la información que necesitan para tomar decisiones basándose en datos en tiempo real. Por ejemplo, equipar a los empleados del call center con análisis en tiempo real de los perfiles de las cuentas o datos sobre el uso y la rentabilidad, de manera que puedan tomar pequeños riesgos al modificar órdenes y ajustar la oferta en tiempo real.

Probar y aprender. Hay que probar nuevas ideas,  aprender de las fallas y también de los éxitos. El aprendizaje continuo debe ser una prioridad instalada dentro del personal. A medida que las organizaciones aprenden cómo aplicar los datos recibidos de los sensores, la base de conocimiento de la organización irá creciendo.

Comunicación con los clientes. Estar centrado en los clientes es ahora una necesidad. Acercarse al cliente ayudará a disminuir el riesgo de la experimentación porque los clientes pueden colaborar con ideas y responder a las vistas de los productos, brindando a los diseñadores feedback valioso.

Unificar la empresa conforme al foco en el cliente. El foco en el cliente debe extenderse más allá de las ventas y el servicio. Debe ser un elemento cultural que unifique e impulse todas las decisiones principales en todas las áreas del negocio. Esto incluye todos los departamentos, el piso de planta, almacén y entrega, finanzas, y servicio post venta. El personal que no tiene relación con los clientes requiere otras formas de asimilar la perspectiva del cliente y alinearse con la estrategia centrada en el cliente.

Brindar capacitación. Las nuevas maneras de hacer negocios requieren nuevas capacidades. Prepararse para capacitar a los empleados en todo tipo de funciones que incluyen trabajo en equipo, resolución de conflictos, resolución de problemas y cumplimiento de metas.

Crear un ambiente colaborativo. Descubrir mecanismos, ya sean herramientas digitales o personales para que el personal aprenda de otros, compartan ideas y apliquen conceptos a problemas a medida que surgen. Las ideas pueden surgir de cualquier parte de la organización, si estamos atentos escuchando.

Festejar los éxitos. Los éxitos pueden ser pequeños logros como también metas importantes. El reconocimiento refuerza el comportamiento y solidifica el compromiso. El reconocimiento de las contribuciones realizadas por el personal como también el esfuerzo del equipo ayuda a crear modelos de comportamiento y actitud.