Tarjetas microSD: maravillas de la tecnología

Por Pablo De Simone, Gerente de Western Digital para Argentina, Uruguay y Paraguay

Con capacidades de hasta 512GB y gracias a su innegable beneficio de tamaño, flexibilidad y mantenimiento, las tarjetas microSD están siendo adoptadas crecientemente por consumidores particulares y en aplicaciones comerciales, desde celulares hasta industrias y vigilancia profesional. Estos dispositivos poseen todas las ventajas del almacenamiento en memoria flash: no hay partes móviles y son resistentes a las vibraciones, a los cambios de temperatura y humedad.

Para seleccionar el tipo y clase de tarjeta adecuada para cada aplicación, es importante entender los requisitos específicos ya que cada tipo de uso exige diferentes grados de rendimiento, manejo y carga de trabajo. Algunas tarjetas son más baratas, pero no alcanzan excelencia de rendimiento ni robustez. Otras, se diseñan para un rendimiento superior por lo que cuestan un poco más. Y hay aquellas que han sido desarrolladas para manejar altas carga de trabajo -mayor número de datos escritos en ellas y durar más para aplicaciones que exijan eso.

Tal es el caso en el campo de la videovigilancia, donde las tarjetas microSD ayudan a asegurar el funcionamiento del sistema ofreciendo resistencia y durabilidad para entregar almacenamiento confiable en la propia cámara si fuese necesario.

Durabilidad – El concepto clave para aplicaciones de Video Vigilancia

Las tarjetas basadas en memoria NAND flash son capaces de soportar un número limitado de ciclos de escritura y borrado, o ciclos P/E. El número de ciclos P/E se conoce como durabilidad. Esta variable, también se puede especificar por la cantidad total de datos que se pueden escribir en un dispositivo durante su vida útil, normalmente en terabytes escritos (TBW, por sus siglas en inglés). Los dispositivos de bajo costo, generalmente no exhiben su durabilidad porque probablemente es muy baja. Una tarjeta de bajo costo puede ofrecer algo como 200 ciclos de P/E o tan bajo como 10 ciclos de P/E antes de fallar. Las tarjetas de alta durabilidad en general especifican el número de ciclos de P/E soportados, como por ejemplo 1.000 o 2.000 ciclos.

Estos son los productos recomendados en la industria de la Video Vigilancia, ya que agregan valor por tres motivos fundamentales asociados a su durabilidad:

  • Reduce la cantidad de tarjetas requeridas en el mismo período y por lo tanto el costo total del almacenamiento.
  • Reduce la sustitución de las mismas y por lo tanto el costo de mantenimiento de las cámaras.
  • Al tener que cambiar menos las tarjetas, disminuye el tiempo de paralización de las cámaras.

La línea de tarjetas microSD de alta durabilidad de Western Digital está diseñada específicamente para cámaras de Video Vigilancia, con tasas de durabilidad de
1.000 ciclos de P/E, y alta compatibilidad con cámaras de vigilancia conectadas en NVRs.

Más información
https://www.wd.com/es-mx/products/surveillance-storage.html