¿Están preparadas las empresas argentinas para el blockchain?

Por Gabriela Perret, CEO de Adonix

Sí. Es esa palabra blockchain de la que tanto se habla. Ya sea en las redes sociales, presentaciones corporativas, gurúes tecnológicos o seminarios sobre tendencias y seguridad. El blockchain. Una palabra que para muchos resultó extraña la primera vez que la escuchamos. Hoy, le damos la bienvenida a un nuevo modelo de registro de transacciones o datos que en un futuro será utilizado por gran parte de las empresas y organizaciones del mundo.

Como lo señala Sage Advice UK, la tecnología blockchain se diseñó originalmente para garantizar la seguridad de las transacciones de criptomonedas. La irrupción del Bitcoin vino acompañada de la necesidad de una seguridad total, permitiendo que una vez que se ingresan los datos en el sistema, no se pueden modificar.

Una de sus principales características es que los datos se puedan compartir públicamente pero sin poder modificarlos. Digamos que actúa como un libro mayor, creando un registro de transacciones o datos que se almacenan en bloques. Cada bloque está vinculado y asegurado por una técnica de encriptación criptográfica. Cualquier persona con acceso a Internet puede acceder al blockchain, por lo que los registros se almacenan simultáneamente en numerosos servidores en todo el mundo, lo que hace que sea imposible perder o dañar los datos.

La buena noticia que nos trae Blockchain es que puede usarse para registrar interacciones y almacenar datos sobre ellos, y no solo transacciones de criptomonedas.

Si bien se trata de una tecnología joven, expertos sostienen que podría ser utilizada para lograr cadenas de suministro internacionales más eficientes, registro de datos críticos, contratos y libros públicos, redes sociales, sistemas financieros centralizados y mucho más.

En este sentido, creemos que si esta tecnología se adoptara de manera masiva en las empresas, podría ser una ventaja competitiva para las compañías argentinas ya que les permitiría competir con corporaciones de gran escala al reducir los costos de transacción, eliminar costos de intermediarios y mejorar la transparencia, privacidad y seguridad.

Transferencias y firma digital seguras

Blockchain también puede facilitar los pagos internacionales en tiempo real. Según Stacey Mcintosh, editor en jefe de Sage Advise UK, “hoy, más de 1.000 empresas, incluidas instituciones financieras como Santander, UniCredit, UBS y Royal Bank of Canada, utilizan la tecnología Blockchain de Ripple para enviar y recibir dinero. Las transferencias internacionales de dinero mediante la tecnología blockchain son más rápidas y económicas que las transferencias tradicionales, ya que no participan los intermediarios, lo cual es perfecto para las empresas con personal global o remoto”.

Los expertos afirman que Blockchain proporciona alta seguridad a la hora de confirmar la identidad de una persona, un nivel mucho mayor al proporcionado por los métodos tradicionales basados ​​en contraseñas. Todos los días leemos noticias y advertencias sobre la “facilidad” con que los ciberdelincuentes vulneran contraseñas y provocan serios desfalcos financieros a usuarios y organizaciones. Mientras que blockchain utiliza un sistema de autenticación basado en criptografía de claves y firmas digitales únicas. Solo el individuo con una clave privada específica puede acceder o dar su consentimiento a la información.

Al mismo tiempo, sabemos que los datos almacenados en blockchain son imposibles de corromper o cambiar ya que esta tecnología también tiene el potencial de funcionar como la nube. Por ejemplo, varios individuos pueden acceder a la información, siempre que tengan códigos de descifrado adecuados y desde cualquier ubicación con acceso a Internet.
Esto podría ser muy beneficioso para que los clientes logren altos niveles de privacidad y confiabilidad.

En conclusión, si bien hoy ya hay gran cantidad de compañías que – tanto en los EE.UU como en Europa – ofrecen servicios de blockchain, la mayoría son relativamente nuevas y están en etapas iniciales de desarrollo. Más aun en nuestras latitudes, donde las compañías tantean terreno firme antes de comprometer una inversión en IT.

Todo indica que el mercado del blockchain continuará creciendo y ampliando su abanico de posibilidades. Sin embargo, antes de implementar un servicio de este tipo, sería conveniente investigar y analizar detenidamente los beneficios concretos que esta tecnología podría aportar a la organización.