Oficina móvil: necesidades y demandas en este cambio de paradigma

Por Vanesa Docampo, gerente regional de Ventas de Genius y GX para América Latina.

En nuestra cotidianidad, hay espacios públicos donde nuestra relación con la tecnología no cambia con respecto a nuestro mundo privado. Observamos este tipo de situaciones en estaciones del Metrobus -con enchufes USB para recargar el celular-, o los centros comerciales, plazas, aeropuertos y restaurantes como lugares donde los nativos digitales se comunican más de forma virtual que con sus acompañantes.

Esto también modificó el concepto de comunidad para establecer un formato diferente de relaciones humanas: todo ocurre en el espacio cibernético. Sin embargo, esta nueva forma de relacionarse también tuvo incidencia en el concepto de permanecer en un lugar. Las oficinas móviles son un ejemplo: las herramientas para trabajar no están solamente en un determinado espacio que nos ata a ese lugar y horario específico. Si bien esto no es una novedad ya que muchas empresas y hasta organismos públicos adoptaron este formato -también en aplicaciones para el celular-, hay una tendencia a relacionar el trabajo individual y no colectivo con la oficina móvil.

En este marco, existe por parte de este individuo una tendencia a buscar aquellos espacios públicos que cuenten con las necesidades y demandas de este usuario. Enchufes para conectar los dispositivos electrónicos y conexión WiFi no bastan para transformar ese espacio en oficina móvil. El ambiente incide mucho. Varios restaurantes, por ejemplo, en su diseño y comodidad configuran un espacio para que no se convertido en uno “de paso” o, en palabras de Marc Augé, en un “no lugar”. Los sillones en este tipo de lugares aparecen como un recurso para que el cliente logre un confort como en su casa.

Sin embargo, todo esto tiene que ver con los elementos externos que hacen a la comodidad del usuario. Cuando hablamos de oficina móvil, también nos referimos a aquellos dispositivos que trasladamos de lugar en lugar. En este sentido, Genius cuenta con el combo MH-8015, cuyos auriculares y mouse fueron diseñados para priorizar la movilidad y el uso en diferentes lugares. Inalámbrico y recargable, el mouse puede realizar el trabajo de oficina en cualquier lugar sin interrupción y sobre cualquier superficie, como vidrio, cuero, o incluso sobre tela de jean. Es importante también para el usuario la duración de la batería: una carga completa puede durar hasta 180 días.

Las necesidades que encontramos para instalar nuestra oficina móvil no bastan sólo con aquellos elementos que nos faciliten en estos espacios. También necesitamos contar con dispositivos que transformen verdaderamente nuestra experiencia laboral móvil.