Ya es posible generar y ofrecer energía renovable desde el hogar

Los prosumidores son usuarios domiciliarios que, a partir de la instalación de paneles solares en sus hogares, pueden producir energía y ser proveedores de la empresa eléctrica local.

Crean una plataforma tecnológica llamada Open Smartflex, para que las empresas prestadoras de servicios de energía puedan controlar su facturación para vender y comprar electricidad que proviene de energías renovables producidas por usuarios domiciliarios, también llamados prosumidores.

Según destaca un comunicado de Open International  Systems Corp, este tipo de usuarios, a partir de la instalación de paneles solares en sus hogares, pueden producir energía que, además de consumirla, la pueden reinsertar a la red eléctrica. Así se vuelven proveedores de la empresa eléctrica local, contribuyendo también al medio ambiente.

Con esta iniciativa, los prosumidores reciben grandes beneficios económicos, ya que si, bien implica una inversión inicial grande, la misma se financia con la utilización de energía auto generada. Actualmente, muchos hogares en diferentes países del mundo se han convertido en este tipo de usuario, lo que ha llevado a las empresas de servicios públicos a pensar en nuevos servicios e incentivos, lo suficientemente atractivos para integrarlos a su ecosistema y mantenerlos en su red.

En la Argentina, provincias cómo Santa Fe, pionera en el uso de energías renovables, Salta y Mendoza, cuentan con proyectos para la explotación de energía a través de esta iniciativa. Por ejemplo, EPE (Empresa Provincial de Energía) ya cuenta con sus primeros prosumidores conectados a la red en Santa Fe.

Para esto, Open Systems International presenta de este modo Open Smartflex, una herramienta única para controlar la facturación en el caso de los prosumidores. Mediante su uso las empresas prestadoras de servicios de energía encontrarán una aplicación que se encarga de manejar y controlar los consumos de los prosumidores, haciendo un cruce exacto entre la información de lo consume versus lo que se produce.

Se espera que, en la próxima década, se utilice mucho más esta iniciativa en el país.