La seguridad móvil no genera preocupación en algunas PYMES

A Parrot AR Drone 2.0 is seen flying during a demonstration at the Consumer Electronics Show, Wednesday, Jan. 9, 2013, in Las Vegas. The drone has a built in camera and can be controlled with a smart phone. (AP Photo/Julie Jacobson)

Según un estudio de Kaspersky, las amenazas en la práctica del BYOD son pasadas por alto en el pequeño y mediano sector. Optar por soluciones de seguridad móvil y generar concientización en los empleados puede ser de gran ayuda.

El BYOD (Traiga Su Propio Dispositivo) deja de ser una tendencia empresarial, y pasa a ser una practica fundamental especialmente en el mercado de las Pequeñas y Medianas Empresas. Sin embargo, esta práctica no crece sola, sino que lo hace a la par de las amenazas móviles destinadas a estos sectores. Pero, tras esto, algunas PYMES no ven esta problemática y necesitan de ayuda para mitigar daños.

Según Kaspersky, firma especializada en seguridad informática, se registró que muchos propietarios de pequeños negocios creen que esta política de trabajo (BYOD) no representa una amenaza para sus compañías, ni tampoco tienen ningún interés en invertir algún esfuerzo en la seguridad de los dispositivos móviles. A su vez, la encuesta sobre riesgos de seguridad encontró que el 60% de los encuestados están preocupados acerca de la amenaza de vigilancia y robo de información móvil, pero no se protegen activamente y dependen de sus empleados en este aspecto. Por ejemplo, la mayoría de los empleados guardan archivos de trabajo en sus laptops, tabletas y smartphones, y suelen conservar correos electrónicos relacionados con el trabajo o tienen contraseñas de cuentas de correo electrónico y de las redes corporativas en esos emails. Esto podría agravar la situación.

Desde el lado de los empresarios y propietarios de PYMES, la encuesta registró que una tercera parte (32%) no percibe ningún peligro en que los empleados utilicen sus dispositivos móviles en el trabajo. El riesgo del robo de datos de un dispositivo móvil de un empleado no representa una preocupación para ellos, o sea que no se le presta mucha atención. Pero, a diferencia de estos, los representantes de negocios más grandes sí están más preocupados de que sus empleados pierdan sus dispositivos móviles: el 58% temen que el robo o pérdida de un dispositivo pudiera dañar a la compañía.

“Es cada vez más raro encontrarse con algún ejecutivo empresarial que no utilice su propio dispositivo móvil en su trabajo. Pero, la pérdida de datos corporativos importantes mediante los dispositivos móviles es muy frecuente, una actitud negligente con respecto a la seguridad de los dispositivos móviles puede representar un riesgo serio para las empresas. Por tal razón es importante utilizar una solución dedicada fiable, y educar también a los empleados con respecto a las posibles amenazas y de acciones que se deben tomar”, dijo Konstantin Voronkov, Jefe de Administración de Productos para Endpoint, Kaspersky Lab.

¿Cómo proteger el BYOD?

Como primer paso, la empresa debe evaluar el uso de dispositivos personales para trabajar y elegir una solución de seguridad que los resguarde de manera eficiente contra malware y otras ciberamenazas. Por ejemplo, usar apps Security for Mobile o Kaspersky Small Office Security puede ser un método tecnológico de gran ayuda.

Small Office Security ofrece una protección integral, la cual incluye una fuerte seguridad para los dispositivos móviles, específicamente para las pequeñas empresas, las cuales no tienen mucho tiempo o recursos para una administración de TI, según dicen desde la firma de seguridad.

Otro paso importante debe ser la educación del personal. Una empresa debe estar alerta a los trucos de ingeniería social (puede ser una llamada telefónica falsa del banco o de la policía que pregunte por cifras recibidas recientemente en los mensajes de texto). Además, puede ser de ayuda que la organización lleve un control de la eliminación de los dispositivos personales de la red corporativa en caso de que se pierdan, sean robados, o también en el caso de que el empleado deje la empresa.

Fuente: Comunicado de Kaspersky.