“A fin de año la inflación será del 1% mensual”

Empresas, Gobierno

Bajo el lema “La Argentina que se viene: perspectivas y desafíos”, economistas, políticos y representantes del ámbito financiero, impositivo y jurídico, participaron del XII Foro Económico y de Negocios 2017 de Thomson Reuters. La meta del evento fue aportar su visión y proyecciones sobre la situación política, económica y financiera de nuestro país.

Mariano Flores Vidal, Gerente General del Banco Central de la República Argentina (BCRA), abrió el evento haciendo un diagnóstico sobre los desafíos de la entidad y analizó tres de los objetivos del Banco: estabilidad monetaria, desarrollo del sistema financiero e inclusión financiera. “Sin estabilidad monetaria es prácticamente imposible que las otras dos metas puedan concretarse. No es porque sea más difícil pero es la puerta de entrada”. Además, señaló que “bajar la inflación es como hacer una dieta: los primeros kilos se bajan rápido, y luego el trabajo se vuelve más arduo”. En tal sentido, dijo, el objetivo del BCRA “es quebrar ese 1,5% de inflación núcleo” que todavía se evidencia. “El BCRA está focalizado en llegar a fin de año con una inflación mensual en torno al 1%”.

Por su parte, Gonzalo Lissarrague, Presidente de la Organización de Mercados de Alto Crecimiento de Thomson Reuters, alentó a los más de 500 profesionales presentes a reinventarse ante el profundo cambio que está viviendo el mundo en cuanto a regulaciones y dijo: “A partir del proceso de apertura a los mercados internacionales y de inversión, la Argentina necesita modernizarse y afrontar los desafíos de una manera completamente innovadora”.

Las distintas reformas que debe llevar adelante el Gobierno y la profundidad con la que las realice, fueron uno de los temas centrales en los distintos paneles que debatieron, por un lado el mercado de capitales y la coyuntura electoral, y por el otro, la macro post elecciones. “Va a haber una desilusión fuerte si el Gobierno no aprovecha para hacer las reformas pendientes. Por primera vez desde que asumió Macri vemos señales que atacan el déficit fiscal”, resaltó Walter Stoeppelwerth, de Balanz Capital.

Acerca del mercado de capitales, los economistas Marcos Buscaglia y Diego Ferro mencionaron que las tasas de la Fed subirán a un ritmo menor que el que preanuncian desde la propia entidad. Y, por lo ocurrido en el pasado, todo indica que el mercado tendría la respuesta correcta. “El mercado tiene una proyección de suba de tasa mucho menor que la que proyecta la Fed”, apuntó Ferro. “El mercado ha estado más acertado que la Fed en la proyección de tasas”, señaló Buscaglia.

Con una mirada más macro, el economista Miguel Kiguel señaló que “el gobierno optó por una estrategia gradual. La estrategia del gradualismo tiene riesgos: el primero es que implica que la Argentina siga financiándose en los mercados internacionales por mucho tiempo, y además que el ajuste va a ser más largo”. Por su parte, Rodolfo Santangelo hizo hincapié en “que esto no es gradualismo sino una mezcla desordenada entre el shock del ordenamiento del mercado cambiario y la compensación con una política fiscal inactiva que ahora promete que va a arrancar”.

Sobre la política económica, Kiguel sostuvo que “post elecciones tiene que haber un cambio, en un marco en que la economía ya es más normal (que al final del gobierno de Cristina Kirchner), el gobierno es más fuerte y la situación social está controlada”. En tanto, Margarita Stolbizer, Nicolás Massot y Diego Bossio coincidieron en que se terminó la etapa de Cristina Kirchner y en que hay una confluencia de factores propicios para el desarrollo del país.

El panel integrado por los Diputados Nacionales con eje principal en reforma tributaria. Nicolás Massot, Jefe del bloque PRO en Diputados, declaró: “la reforma tributaria vendrá con un paquete de leyes que requerirán un acuerdo político del Gobierno Federal y los provinciales”. Stolbizer expresó que “tiene que quitarle presión al que produce para ser funcional a ese modelo productivo que deberíamos encarar”. En tanto, Bossio aseguró que la misma debe ser “progresiva y más justa”. Y advirtió: “Los márgenes para innovar en esa materia son escasos por el déficit”. Asimismo, se mencionó la necesidad de crear consensos con la nueva conformación del parlamento así como también las medidas a encarar con respecto a los cambios en el mercado laboral que el desarrollo tecnológico genera.

Para finalizar el plenario, Miguel Braun, Secretario de Comercio de la República Argentina, repasó las distintas medidas del Gobierno para la transformación productiva que tiene como objetivo insertar a la Argentina inteligentemente en el mundo. “Los tres pilares más importantes del Plan Productivo Nacional son: presión fiscal, logística y falta de financiamiento”, enumeró el Secretario y detalló: se está trabajando en una reforma tributaria que será gradual; el plan de infraestructura para 2017 es de 2,6% del PBI mientras que para 2018 habrá un crecimiento del 50%. En cuanto al financiamiento, aseguró que será un camino lento: el crédito del sector privado en la Argentina es de 14 puntos del PBI mientras que en Chile es de cerca del 60.